Elopement en el Teide

Elopement en el Teide

Quizás este sea el último post de mayo y nos despidamos hasta septiembre. Empezamos ya la temporada de bodas y mientras Erika última los detalles para que todo salga perfecto, aquí una servidora podría ser madre en el momento en el que publiquemos esta entrada, pues a Mario ya no le queda nada para asomar la cabecita. Así que, si este fuera el caso, quería terminar con un post de los que hacen historia, sobre todo la historia de Presume de Boda. El pasado mes de enero Alberto y yo nos dábamos un capricho y nos marchábamos unos días de vacaciones a Tenerife, las últimas en la que los dos íbamos a poder disfrutar de estar solos durante unos días, sin prisa, sin ruido, disfrutando de nuestra única compañía y, como no, los maravillosos paisajes de la isla canaria. Pero no quise que fuera un viaje cualquiera, pues ya llevaba a Mario dentro de mí, y además coincidía que este iba a ser el año de nuestro quinto aniversario de bodas, así que decidimos prepararlo todo para realizar un elopement en el punto más alto de nuestro país, el Teide. Así que me puse en contacto con Yeray Cruz, un fotógrafo al que ya seguía y con el que siempre quise trabajar y nos pusimos a trazar las ideas para la sesión. Nos dio mucha confianza y muchas ideas para que saliera todo estupendo. No puedo estar más feliz con el resultado. La luz, el color y los sentimientos que  transmiten las imágenes (totalmente reales y sabiendo que Mario ya estaba presente con nosotros) han dado lugar a una sesión preciosa, llena de sencillez pero con mucho amor. Yeray lo captó tal cual era… un momento muy especial para los dos y una manera de celebrar por todo lo alto que, tras cinco años casados, en breve seremos 3.

Así también quiero animarte por si no quieres una boda con 300 invitados. Hay otras maneras de mostrar tu amor por tu pareja, como en este elopement íntimo que te mostramos en la entrada de hoy.

tot

 

FacebookTwitter
0

SI AMAS EL DISEÑO Y LA CREATIVIDAD, ÉSTE ES TU SITIO. NO TE PIERDAS TODO LO QUE TENEMOS QUE CONTARTE…

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *