¿Qué hago con los niños en mi boda?

¿Qué hago con los niños en mi boda?

Celebrar una boda con niños siempre es una tarea algo más complicada. En primer lugar, porque son niños y, lógicamente, no van a querer estarse quietos y comportarse como adultos y, en segundo lugar, porque también quieres que los padres de las criaturas, que han venido a tu boda en calidad de amigos o familiares, puedan disfrutar sin tener que preocuparse de ellos. Nosotras siempre recomendamos que si en tu boda vas a tener muy pocos niños, a menos que sean familiares muy directos, animes a sus padres a dejarlos con algún familiar. Primero, porque ellos van a estar más relajados y, segundo, porque los niños, si no hay más niños con los que jugar, es probable que terminen aburriéndose. Si, por el contrario, te has sentado a hacer la lista de invitados, y de repente te has encontrado con un buen número de niños en ella, entonces la cosa cambia, porque no vas a conseguir que todos ellos se queden en casa (hay padres que hasta incluso disfrutan llevando a sus hijos a las bodas). En este caso, se nos plantean varias opciones:

*Si tienes entre 5 y 10 niños en tu boda: Lo más interesante en este punto es hablar con sus padres. Contarles un poco la idea que tienes en mente (a veces, el espacio de bodas elegido no es el más adecuado para los niños) y, si aún así deciden traerlos, pensar entre todos en cositas que puedes preparar para tenerles entretenidos. A veces, montar una mesa con lápices y hojas, con juguetes o habilitar un rincón que esté vigilado para que puedan jugar puede ser muy productivo, y permitir que disfruten pequeños y mayores.

*Si tienes más de 10 niños en tu boda: En este caso, nosotras os recomendamos que apostéis por contratar a una empresa que se dedique al entretenimiento infantil. Ahora hay muchas compañías que disponen de personal cualificado y formado para precisamente cuidar de los más pequeños y tenerlos entretenidos con multitud de actividades, como pintacaras, magia, talleres, juegos en el jardín, etc. Harán las delicias de los peques y dejarán descansar y disfrutar a los padres. Creernos si os decimos que tiene mucho éxito cuando hay un gran número de niños en una boda.

Tampoco convendría dejar a un lado el hecho de que, si tienes muchos niños en tu boda, quizás te pueda venir bien incluso organizar una boda de día. Los niños aguantarán mejor, tendrán más ganas de jugar entre ellos (y molestar menos a sus padres), y también podrás conseguir que los adultos aguanten más rato en tu boda. Así que no es mala alternativa si se te presenta este caso. ¡Tenlo en cuenta!

Fuente de la portada: (aquí)

FacebookTwitter
0

SI AMAS EL DISEÑO Y LA CREATIVIDAD, ÉSTE ES TU SITIO. NO TE PIERDAS TODO LO QUE TENEMOS QUE CONTARTE…

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *